Tener comunicaciones por correo electrónico cifradas es una manera de proteger los datos corporativos que fluyen a través de redes públicas y privadas, y algo de cumplimiento normativo.
[TEKNIK] utiliza el encriptado RSA-4096
Enviar un email a otra persona no es tan seguro como uno pensaría. Cuando lo envías, ese email no viaja directamente al ordenador del receptor; necesita pasar a través de un montón de servidores de correo y proxies hasta llegar a su destino. Durante todo este salto de servidor a servidor, el contenido del email es visible para todos los que saben un poco sobre cómo rastrear la red. Aún más importante, el contenido lo pueden leer las empresas de Internet y proveedores de correo electrónico. Piensa en ello como enviar la típica postal. Todas las personas con acceso a tu buzón pueden leer el contenido de la misma.